Inicio Nuestros Compromisos Infraestructura

Infraestructura

Mediante distintos tipos de convenios, ENGIE apoya a las comunidades de su zona de influencia a mejorar la infraestructura de distintas áreas para impulsar tanto la producción zonal como la educación, la comunicación y el transporte.

 

Revolución digital en Santa Isabel, Paucartambo (Pasco)

ENGIE acordó con un grupo de agricultores de Santa Isabel (Paucartambo), mejorar sus cultivos con nuevas técnicas, conocimientos y herramientas, de tal manera que pudieran conseguir precios hasta 20 veces más altos que los de la papa, con el cultivo del rocoto y la granadilla.

Dicho plan se ejecutó; sin embargo, los primeros envíos de productos no tuvieron el éxito esperado debido a la falta de medios de comunicación que permitiesen a los productores de Santa Isabel llegar oportunamente al mercado, pues, hasta ese momento, solo disponían de un teléfono público en todo el centro poblado y no había señal celular.

Al ser el único vehículo de comunicación para 1.800 personas, en muchas ocasiones se perdían los contactos y los negocios. Es así que, a mediados del 2011, ENGIE (entonces EnerSur) con las autoridades del centro poblado llegaron a la conclusión de que la comunidad debía contar con un medio de comunicación para mejorar su competitividad y poder comercializar sus productos agrícolas en mejores condiciones en los mercados. Esta iniciativa les permitiría también estar más cerca de sus familias a través de la telefonía móvil, coordinar la adquisición de víveres de comunidades vecinas y acceder a mejores servicios de salud.

El servicio de telefonía móvil se puso en marcha en el 2011, pero fue durante todo el 2012 que los agricultores empezaron a utilizar los teléfonos celulares con naturalidad. Algunos comerciantes ya utilizaban equipos móviles adquiridos en Paucartambo, pero solo podían usarlos fuera de Santa Isabel por la ausencia de señal de telefonía. Ellos fueron los primeros en demostrar las ventajas de estar comunicados con los mercados exteriores y con los productores de zonas cercanas como Oxapampa.

Los teléfonos celulares empezaron a ser empleados para comunicarse con los técnicos agrícolas del programa Agroemprendimientos que hoy los capacitan, con quienes coordinan visitas para revisar el avance de los cultivos y evaluar la forma de mejorar el producto final. Gracias al éxito de esta iniciativa los propios agricultores empezaron a llamar por cuenta propia a los mercados y a los transportistas para conocer las mejores condiciones de recojo de mercadería, precios y horarios.

Hoy, casi todas las familias cuentan con, por lo menos, un teléfono celular, que es manejado por el jefe del hogar para hacerse cargo de los negocios. También algunos jóvenes y niños cuentan con celulares para estar conectados con sus padres. De esta manera, gracias a un trabajo en conjunto ENGIE hizo realidad un deseo largamente anhelado: tener una comunicación directa con familiares, clientes y proveedores en las afueras de la comunidad.

Implementación de sistema de riego tecnificado (Región Áncash)

El sistema de riego tecnificado busca contribuir a mejorar el nivel de vida de la población de Santa Rosa (Huaylas, Áncash) mediante el
aprovechamiento racional del agua y suelo gracias al manejo adecuado del medio ambiente para incrementar la productividad agrícola de la zona. Asimismo, se estableció un programa de capacitación a los usuarios del proyecto de riego para el mantenimiento y manejo del sistema de riego tecnificado en la zona. Con esto se podrá irrigar 30 hectáreas de tierras agrícolas y mejorar el nivel de vida del poblador rural de la comunidad, generando fuentes de trabajo temporal y permanente a los participantes del proyecto.

Este importante proyecto beneficia a una aproximado de 240 personas pertenecientes a la población de Santa Rosa y se ejecutó entre los meses de abril y agosto del 2015.

Mejorando la infraestructura vial en Chilca (Cañete, Lima)

Como parte de sus programas de responsabilidad social, ENGIE ejecuta diversas obras de infraestructura que buscan mejorar la calidad de vida de la comunidad de Chilca.

Una de ellas es la rehabilitación de veredas y equipamiento de la Av. Mariano Ignacio Prado, que tiene una singular importancia debido a que enlaza directamente al circuito urbano del distrito con el centro de la capital y cuyo acceso es indispensable para las rutas a la ciudad de Lima. Además, la obra tiene como objetivo la fluidez del tráfico y una mejor circulación del servicio público de pasajeros a favor de la comunidad. También permite una mejora en el ornato de la ciudad y, a la vez, mejorar las condiciones de tránsito vehicular y peatonal en la localidad. Por otro lado, ENGIE inició la construcción de veredas en la calle Juan Pablo II del distrito de Chilca, con el objetivo de mejorar las condiciones del tránsito peatonal, disminuir riesgos y accidentes, así como también mejorar la calidad de vida de la localidad.